Identificación: microchip y tatuaje

Hasta hace poco tiempo existían dos métodos para la identificación de mascotas: el microhip y el tatuaje. Desde el año 2011 el tatuaje ya no se considera válido y tan solo es reconocido el microchip como mecanismo de identificación oficial. Se trata de una sencilla inyección subcutánea que no presenta ningún tipo de reacción secundaria y es válido de por vida.